Definición

DEFINICIÓN DE ZONA FRANCA: En cuanto a su naturaleza jurídica, constituyen un destino aduanero que está concebido como una zona específica dentro del territorio aduanero de la Unión europea en el cual se puede introducir cualquier tipo de mercancía, independientemente de su naturaleza, cantidad, origen o destino, y en las que no se devenga la obligación del pago de los tributos correspondientes durante la permanencia de éstas en dicha zona, es decir, que las mercancías estarán exentas de Derechos arancelarios a la importación, Impuestos Indirectos y, en su caso, Impuestos Especiales.

De tal definición se deduce que las Zonas Francas son esencialmente una herramienta de promoción de las actividades de comercio exterior, puesto que las ventajas que ofrece van encaminadas a facilitar el libre tráfico internacional de mercancías, reduciendo los costes que éste lleva aparejado:

– En su interior puede desarrollarse cualquier tipo de actividad industrial, comercial y de servicios.
– Exención total de aranceles e impuestos sobre mercancías con origen y destino en terceros países fuera de la U.E.
– Suspensión de las obligaciones arancelarias y tributarias de las mercancías hasta el momento de su consumo o despacho a libre práctica en el territorio comunitario europeo.
– Simplificación de trámites aduaneros.
– Almacenamiento indefinido de mercancías, manipulaciones usuales y transformaciones sustanciales, previa autorización expresa del órgano aduanero competente